Tenemos algunas preguntas sobre Jaén que intentamos responder:

a)¿Puede un ganadero cambiar de siglo en cuatrimoto?

b)¿Hay expertos de las artes escénicas en una pedanía con nombre de animal?

c)¿Por qué visitaría un reportero de guerra un pueblo tranquilo que no llega a los 2.000 habitantes?

Tenemos la ilusión de contestar con puntería a cuantas más preguntas aludan a grandes historias. Es la vida del periodista, sumergirse en otras vidas para narrarlas y retratar parte de la realidad. En LaContracrónica nos gusta un verbo, sumergir. Queremos emplearlo, y quizá los destinos más apropiados para dejar constancia de esa inmersión sean las villas, los núcleos aislados. Las comarcas.

La vida en los pueblos es un misterio. El periodismo que se practica en los municipios pequeños, también. ¿Cómo se escribe sobre localidades que solo logran notoriedad global cuando son el escenario de historias sangrientas o de tragedias inesperadas? Bueno, es presuntuoso definirlo ahora, cuando somos un proyecto de medio. Miguel Ángel Bastenier, maestro de la Fundación Gabriel García Márquez de Cartagena (Colombia), tuiteó el 18 de diciembre una afirmación interesante: “La información local no puede ser la del festejo ciudadano y celebración de la autoridad, sino de la crítica implacable cuando corresponda”. La ‘compramos’.

Jaén somos 97 municipios, sin incluir territorios dispersos que se engloban en las comarcas, donde también hay vida, donde quizá  haya gente esperando a narradores sin prisas. Queremos ser ellos, ya lo hemos insinuado antes en ‘Portada 0’. Informar no basta, LaContracrónica ambiciona ser el medio de Jaén que cuenta. La receta no es original: hay que reportear en el lugar de los hechos. Detenerse un tiempo, hablar con esa gente de los pueblos, donde parece que no pasa nada, y contar con mirada personal qué es lo que pasa.

El periodismo que tenemos en el horizonte es un reto: apuntar a ideas universales desde historias ‘pequeñas’. Volvamos a Bastenier, a su cuenta de Twitter, para acabar: “El mejor periodismo es el que descubre el vínculo que conecta lo micro con lo macro; los ‘hechos’ con su significado para la sociedad. Si no hay tiempo para hacerlo, hay que inventarlo. Es el único periodismo que cuenta”.

Fotografía: Juan Carlos Fernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s